BLACK SABBATH Segunda Parte

Descanso y Seventh Star (1984–1986)

Después de completar la gira de Born Again en marzo de 1984, el vocalista Ian Gillan abandonó Black Sabbath para volver con Deep Purple. La banda contrató al vocalista David Donato. La nueva formación compuso y ensayó a lo largo de 1984 y finalmente grabaron una demo en octubre. La banda, descontenta con los resultados, se deshizo de Donato poco después. El bajista Geezer Butler, desilusionado con tantos cambios en la formación, abandonó Black Sabbath en noviembre de 1984 para formar una banda en solitario. Butler comentó:

«Cuando Ian Gillan tomó las riendas, ese fue el final para mí. Pensé que era una broma y abandoné por completo. Cuando nos juntamos con Gillan, se suponía que no tenía que ser un álbum de Black Sabbath. Después de completar el álbum, se lo entregamos a Warner Bros. y dijeron que lo iban a lanzar bajo el nombre de Black Sabbath y no pudimos hacer nada al respecto. Me desilusioné mucho con esto y Gillan estaba realmente jodido por ello. Aquello duró un álbum y una gira y ya está».

Después de la marcha de Butler, el único miembro original restante, Tony Iommi, dejó a Black Sabbath aparte, para comenzar a trabajar en un álbum en solitario junto al teclista Geoff Nicholls. Mientras trabajaba en material nuevo, se le ofreció a la formación original de Black Sabbath un puesto en el concierto benéfico de Bob Geldof, Live Aid; la banda aceptó, tocando en el concierto que tuvo lugar en Filadelfia, el 13 de julio de 1985.El evento significó la primera reunión de la forma original de la banda desde 1978, en un concierto en el que también se reunieron The Who y Led Zeppelin. De vuelta con su trabajo en solitario, Iommi contrató al bajista Dave Spitz y al batería Eric Singer, e inicialmente pretendió utilizar varios cantantes, entre ellos Rob Halford de Judas Priest, Glenn Hughes (ex bajista de Deep Purple y vocalista de Trapeze) y el ex Black Sabbath Ronnie James Dio. «Íbamos a usar distintos vocalistas en el álbum, cantantes invitados, pero era muy difícil juntarlos y conseguir los permisos de sus respectivas compañías discográficas. Glenn Hughes vino para cantar en una de las pistas y decidimos usarlo para todo el álbum».

La banda pasó el resto del año en el estudio, grabando lo que sería Seventh Star. Warner Bros. se negó a lanzarlo como un álbum en solitario de Tony Iommi, insistiendo en usar nuevamente el nombre de Black Sabbath. Presionados por el representante de la banda, Don Arden, ambos decidieron lanzar el álbum como «Black Sabbath featuring Tony Iommi» en enero de 1986. «Realmente fue meterse en camisa de once varas», explicó Iommi, «porque creo que si lo hubiésemos podido lanzar como un álbum en solitario, habría tenido mucha mejor aceptación». Seventh Star, que sonaba poco a álbum de Black Sabbath, incorporaba más elementos de hard rock popularizados por la escena rock de Sunset Strip de los años 1980, y fue criticado por los periodistas musicales de la época, aunque reseñas posteriores como la de Allmusic fueron positivas, diciendo del álbum que era «a menudo incomprendido y subestimado».

La nueva formación ensayó seis semanas, preparándose para una gira mundial, aunque la banda nuevamente fue forzada a utilizar el nombre de Black Sabbath. «Yo estaba metido en el “Tony Iommi project”, pero no estaba bajo el paraguas de Black Sabbath», dijo Hughes. «La idea de formar parte de Black Sabbath no iba conmigo de ninguna de las maneras. Glenn Hughes cantando en Black Sabbath es como James Brown cantando en Metallica. No iba a funcionar». Sólo cuatro días antes del comienzo de la gira, el cantante Glenn Hughes se metió en una pelea de bar con el mánager de producción John Downing, quien le astilló el hueso orbital. La lesión interfería en la habilidad de Hugues para cantar, por lo que la banda escogió a Ray Gillen para la gira con W.A.S.P. y Anthrax, aunque casi la mitad de las fechas de Estados Unidos fueron canceladas por las escasa venta de entradas.

Hay un vocalista cuyo estatus está disputado, tanto dentro como fuera de Black Sabbath, el del evangelista Jeff Fenholt. Él ha insistido en que fue cantante de Black Sabbath entre enero y mayo de 1985. Tony Iommi nunca lo ha confirmado, ya que estaba trabajando en un proyecto en solitario que después sería un álbum bajo el nombre de Black Sabbath. Fenholt dio explicaciones pormenorizadas del tiempo que estuvo con Iommi y Sabbath en el libro de Garry Sharpe-Young, Sabbath Bloody Sabbath: The Battle for Black Sabbath.

The Eternal Idol, Headless Cross y Tyr (1986–1990)

Black Sabbath comenzó a trabajar en nuevo material en octubre de 1986 en los Air Studios de Montserrat con el productor Jeff Glixman. La grabación estuvo repleta de problemas desde el comienzo, por lo que Glixman abandonó tras las primeras sesiones, siendo sustituido por Vic Coppersmith-Heaven. El bajista Dave Spitz renunció por «motivos personales», y se le sustituyó por Bob Daisley, el ex bajista de Rainbow. Daisley regrabó todas las pistas de bajo, además de escribir las letras del álbum. Pero antes de que se completara el álbum, abandonó para unirse a la banda de Gary Moore, llevándose también al batería Eric Singer. Después de tener problemas con el segundo productor Coppersmith-Heaven, la banda volvió a Morgan Studios en Inglaterra en enero de 1987 para trabajar con otro productor, Chris Tsangarides. Mientras trabajaban en el Reino Unido, el nuevo vocalista Ray Gillen abandonó precipitadamente Black Sabbath para formar Blue Murder con John Sykes. La banda contrató al ex vocalista de Alliance Tony Martin para regrabar las parte de Gillen, y al antiguo batería Bev Bevan para completar algunos overdubs de percusión.

Antes del lanzamiento del nuevo álbum, Black Sabbath aceptó una oferta para hacer seis conciertos en Sun City, Sudáfrica, durante la Era del Apartheid. Como resultado, la banda fue criticada por activistas y artistas que estaban involucrados en el Artists United Against Apartheid, que habían estado boicoteando a Sudáfrica desde 1985. El batería Bev Bevan se negó a tocar y fue sustituido por Terry Chimes, antiguo miembro de The Clash.

Tras casi un año de producción, se lanzó The Eternal Idol el 8 de diciembre de 1987, siendo ignorado por los críticos del momento. Las reseñas aparecidas posteriormente en las páginas especializadas de internet son tanto positivas como negativas. Allmusic dijo que «la poderosa voz de Martin añadía fuego nuevo» a la banda y que el álbum contenía «algunos de los riffs más duros de Iommi en años». Blender le concedió al álbum dos estrellas, diciendo que el álbum era «Black Sabbath sólo de nombre». El álbum llegó al número 66 en el Reino Unido y al 168 en Estados Unidos. La banda hizo gira de promoción de The Eternal Idol en Alemania, Italia y, por primera vez, Grecia. Desafortunadamente, en parte debido la reacción de los promotores respecto al incidente de Sudáfrica, se cancelaron otros conciertos por Europa. El bajista Dave Spitz abandonó la banda poco antes de la gira, siendo sustituido por Jo Burt, antiguo miembro de Virginia Wolf.

Debido al fracaso comercial de Eternal Idol, Vertigo Records y Warner Bros Records terminaron contrato con Black Sabbath, lo que obligó a la banda a firmar con I.R.S. Records. La banda se tomó un descanso hasta 1988, volviendo en agosto para trabajar en su siguiente álbum. Debido a los problemas de producción de Eternal Idol, Tony Iommi optó por producir el álbum él mismo. «Era un comienzo completamente nuevo», Iommi dijo. «Tenía que repensarlo todo, y decidí que necesitábamos reconstruir nuestra credibilidad un poco». Iommi reclutó al batería Cozy Powell (ex Rainbow), al teclista Nicholls y al bajista de sesión Laurence Cottle, y alquiló un «estudio muy barato de Inglaterra».

En abril de 1989 Black Sabbath lanzó Headless Cross, nuevamente ignorado por los críticos de la época. Finalmente, Allmusic concedió cuatro estrellas de cinco al álbum, llamándolo «el álbum mejor de Black Sabbath sin Ozzy ni Dio». El álbum llegó al puesto número treinta y uno de la lista de álbumes británica y el sencillo extraído del mismo, «Headless Cross», se posicionó en el puesto número sesenta y dos de la lista de sencillos. En Estados Unidos llegó al puesto número 115 de la lista del Billboard. El guitarrista de Queen, Brian May, amigo de Iommi, interpretó como artista invitado un solo en el tema «When Death Calls». Después del lanzamiento del álbum, Neil Murray, el ex bajista de Whitesnake, se unió a la banda para la gira. La malograda gira estadounidense de Headless Cross comenzó en mayo de 1989 con Kingdom Come y Silent Rage como teloneros, pero, debido a la escasa venta de entradas, fue cancelada tras solo ocho conciertos. La gira europea comenzó en septiembre, en un momento en que la banda estaba disfrutando con éxitos en las listas. Después de una serie de conciertos en Japón, la banda se embarcó en una gira de 23 conciertos por Rusia con Girlschool. Black Sabbath fue una de las primeras bandas en hacer gira por este país, después de que Mikhail Gorbachov abriera las fronteras del país para actuaciones de artistas occidentales por primera vez en 1989.


Full concert Moscu 1989

La banda volvió al estudio en febrero de 1990 para grabar Tyr, la continuación de Headless Cross. Aunque técnicamente no es un álbum conceptual, algunos de los temas de las letras están basadas, en términos generales, en la mitología nórdica. Tyr fue lanzado el 6 de agosto de 1990, llegando al puesto número 24 en la lista de álbumes británica, aunque fue el primer álbum de Black Sabbath que no entró en el Billboard 200 de Estados Unidos. Nuevamente el álbum recibió reseñas contradictorias en la era de las reseñas en Internet: Allmusic dijo que la banda «mezcla mitología y metal en un aplastante despliegue de síntesis musical», mientras que Blender le concedió al álbum una sola estrella, justificándose diciendo que «Iommi continúa mancillando el nombre de Sabbath con esta mediocre colección». La banda comenzó una gira de Tyr con Circus of Power en Europa, aunque los siete últimos conciertos en el Reino Unido se suspendieron, de nuevo por la pobre venta de entradas. Por primera vez en su carrera, la banda no hizo gira por Estados Unidos.

Dehumanizer (1990–1993)

Durante la gira en solitario del ex vocalista de Black Sabbath Ronnie James Dio para promocionar el álbum Lock Up The Wolves, el antiguo bajista de Black Sabbath Geezer Butler se le unió en el Minneapolis Forum para interpretar la canción «Neon Knights». Después del concierto, ambos expresaron su interés en reunir a los Sabbath. Butler convenció a Iommi, quien en respuesta rompió la formación de la banda, echando al cantante Tony Martin y al bajista Neil Murray. «Me arrepiento por muchos motivos», dijo Iommi. «Estábamos en un buen momento. Decidimos reunirnos con Dio y no sé ni por qué, de veras. Estaba el aspecto financiero, pero eso no era todo. Pensé que igual podíamos recapturar algo de lo que habíamos sido».

Ronnie James Dio y Geezer Butler se reunieron con Tony Iommi y Cozy Powell a finales de 1990 para comenzar a trabajar en el próximo lanzamiento de Black Sabbath. Mientras ensayaban en noviembre, Powell se rompió la cadera cuando su caballo murió, cayéndole encima de las piernas. Incapaz de terminar la grabación del álbum, Powell fue sustituido por Vinny Appice, con el que la banda entró en el estudio junto al productor Reinhold Mack. El año que duró el proceso de grabación estuvo repleto de problemas, mayormente por la tensión entre Tony Iommi y Ronnie James Dio debido a las letras de las canciones, algunas de ellas siendo reescritas muchas veces. «Dehumanizer costó mucho tiempo, fue un trabajo duro», dijo Iommi. «Nos llevó demasiado tiempo, ese álbum nos costó un millón de dólares, que es absolutamente ridículo». Dio luego dijo que la elaboración del álbum fue difícil, pero que mereció el esfuerzo. «Era algo que nos tuvimos que exprimir desde dentro, pero creo que es por eso por lo que funciona», dijo. «A veces necesitas ese tipo de tensión; si no, acabas haciendo un álbum de Navidad».

El álbum resultante, Dehumanizer, se lanzó el 22 de junio de 1992. En Estados Unidos, el álbum se publicó el 30 de junio de 1992 a través de Reprise Records, ya que Ronnie James Dio y su banda homónima todavía tenían contrato con esa discográfica. Aunque el álbum recibió reseñas de distinta índole, tuvo el mayor éxito comercial de la banda de los últimos diez años. En cierta medida gracias al sencillo «TV Crimes», el álbum llegó al puesto número 44 de la lista Billboard 200. En el álbum también se puede encontrar la canción «Time Machine», de la cual aparece una versión regrabada en la película de 1992 Wayne’s World.


Black Sabbath comenzó la gira de Dehumanizer en julio de 1992 junto a Testament, Danzig, Prong y Exodus. Mientras estaban de gira, Ozzy Osbourne, el antiguo vocalista de la banda, anunció su primer retiro, por lo que invitó a Black Sabbath para que abriesen los últimos dos conciertos de gira No More Tours en Costa Mesa, California. La banda aceptó sin contar con la opinión del vocalista Ronnie James Dio, que dijo:

Me dijeron a mitad de la gira que abriríamos dos conciertos de Ozzy en Los Ángeles. Y dije: «No. Lo siento, tengo más orgullo que eso». Se estaban diciendo muchas cosas malas desde ambos lados, creando un horrible cisma. Así que el aceptar [la banda] tocar en esos conciertos de L.A. con Ozzy, eso, para mí, significaba una reunión. Y eso, obviamente, suponía la maldición de ese proyecto en particular.

Dio abandonó Black Sabbath después del concierto de Oakland, California, del 13 de noviembre de 1992, la noche antes del concierto que la banda tenía previsto realizar por la jubilación de Ozzy. En el último momento, el vocalista de Judas Priest, Rob Halford, intervino, actuando dos noches con la banda. Iommi y Butler también se unieron a Osbourne y a Bill Ward, el ex batería de la banda, en el escenario, por primera vez desde el concierto de Live Aid de 1985, para tocar unas cuantas canciones del repertorio de Black Sabbath.

Cross Purposes y Forbidden (1993–1996)

El batería Vinny Appice abandonó la banda después de los conciertos de reunión para unirse a la banda de Ronnie James Dio, con la que grabó los álbumes Strange Highways y Angry Machines. Iommi y Butler reclutaron al batería de Rainbow, Bobby Rondinelli, y recuperaron al cantante Tony Martin. La banda volvió al estudio para comenzar a trabajar en su nuevo material, nuevamente sin la idea de lanzarlo con el nombre de Black Sabbath. Como explicó Geezer Butler:

Ni siquiera se suponía que fuese un álbum de Sabbath; no lo habría hecho bajo la pretensión de que era Sabbath. Era la época en que los miembros de la banda original estábamos hablando de una gira de reunión. Tony y yo entramos (en el estudio) con un par de personas más, hicimos un álbum por hacerlo, mientras la gira de reunión (supuestamente) seguía. Era como un álbum del proyecto Iommi/Butler.

Bajo la presión de la discográfica, la banda lanzó su decimoséptimo álbum de estudio, Cross Purposes, el 8 de febrero de 1994, usando el nombre de Black Sabbath. Nuevamente el álbum recibió críticas diversas. Blender le concedió al álbum dos estrellas, diciendo además que el álbum de Soundgarden de 1994, Superunknown, era «un mucho mejor álbum de Sabbath que esta chapuza». Bradley Torreano, de Allmusic, dijo que Cross Purposes era «el primer álbum desde Born Again que suena como un verdadero álbum de Sabbath». El álbum casi entró en los Top 40 del Reino Unido, llegando al puesto número 41, además de llegar al puesto número 122 del Billboard 200 de Estados Unidos. Cross Purposes contiene la canción «Evil Eye», coescrita con el guitarrista de Van Halen, Eddie Van Halen, aunque no aparece en los créditos por restricciones impuestas por su discográfica. La gira de Cross Purposes comenzó en febrero con Morbid Angel y Motörhead en los Estados Unidos. La banda filmó una actuación en vivo en el Hammersmith Apollo el 13 de abril de 1994, que se lanzó en formato VHS acompañada de un CD, llamado Cross Purposes Live. Después de la gira europea con Cathedral y Godspeed en junio de 1994, el batería Bobby Rondinelli dejó la banda, siendo sustituido por el batería original de Black Sabbath, Bill Ward, para cinco conciertos por Sudamérica.

Black Sabbath – Cross Purposes Live 13.04.1994 in London [Full Concert]

Después de la gira de Cross Purposes, el bajista Geezer Butler abandonó de nuevo la banda. «Finalmente me desilusioné totalmente con el último álbum de Sabbath, y prefería mucho más las cosas que yo estaba componiendo que lo que hacía Sabbath». Butler comenzó un proyecto en solitario llamdo GZR, lanzando en 1995 el álbum Plastic Planet. Contenía la canción «Giving Up the Ghost», en la cual criticaba a Tony Iommi por seguir con el nombre de Black Sabbath, con letras tales como: You plagiarized and parodied / the magic of our meaning / a legend in your own mind / left all your friends behind / you can’t admit that you’re wrong / the spirit is dead and gone («Plagiaste y parodiaste / la magia de nuestro significado / una leyenda en tu propia mente / dejaste a todos tus amigos atrás / no puedes admitir que estás equivocado / el espíritu está muerto y se ha ido»).

Después de la marcha de Butler, el recién retornado Bill Ward volvió a dejar la banda. Iommi readmitió al bajista Neil Murray y al batería Cozy Powell, volviendo a la formación de Tyr. La banda reclutó al guitarrista de Body Count, Ernie C, para producir el nuevo álbum, que fue grabado en Londres a finales de 1994. Además, el álbum contiene la aparición del vocalista de Body Count, Ice T, en la canción «Illusion of Power». El resultante Forbidden se lanzó el 8 de junio de 1995, sin llegar a entrar en listas estadounidenses. El álbum recibió críticas muy duras; Bradley Torreano de Allmusic dijo: «Con canciones aburridas, pésima producción, y actuaciones sin ninguna inspiración, esto [el álbum] es fácilmente evitable para todos excepto el seguidor más entusiasta»; mientras que la revista Blender denominó Forbidden como «una vergüenza… el peor álbum de la banda».

Black Sabbath se embarcó en una gira mundial en julio de 1995 con Motörhead y Tiamat como teloneros, pero, a los dos meses de comenzar, el batería Cozy Powell abandonó, aduciendo problemas de salud, fue sustituido por Bobby Rondinelli. Después de los conciertos en Asia en diciembre de 1995, Tony Iommi puso la banda en descanso y comenzó a trabajar en un álbum en solitario con Glenn Hughes, el ex vocalista Black Sabbath, y Dave Holland, el ex batería de Judas Priest. El álbum no se lanzó oficialmente tras su grabación, aunque apareció un bootleg llamado Eighth Star poco después. El álbum se lanzó oficialmente en 2004 bajo el título de The 1996 DEP Sessions, con las partes de batería de Holland regrabadas por el músico de sesión Jimmy Copley.

Black Sabbath – Live At Tinley Park [Bloody Wizard] 1995

En 1997, Tony Iommi disolvió la banda para reunir oficialmente a Ozzy Osbourne y la formación original de Black Sabbath. El vocalista Tony Martin dijo que la reunión de la banda original se había estado tramando desde la corta reunión con Ozzy Osbourne en el concierto de Costa Mesa de 1992, y que la banda lanzó sus siguientes álbumes para completar el contrato que tenían con I.R.S. Martin luego dijo que Forbidden fue «un álbum de relleno que consiguió sacar a la banda de la discográfica, librarse del cantante y poder seguir adelante con la reunión. Sin embargo, yo no estaba al corriente de esa información en ese momento». I.R.S. Records lanzó un álbum recopilatorio en 1996 para terminar el contrato con la banda, llamado The Sabbath Stones, con canciones desde Born Again a Forbidden.

Continua leyendo en BLACK SABBATH Tercera Parte…