THE ROLLING STONES SEGUNDA PARTE

1973–1977: estancamiento musical

A inicios de 1973 realizan una serie de conciertos (pequeña gira denominada Pacific Tour 1973) por Australia, Nueva Zelanda, Japón y Hawái. Les dificultaron su entrada a Oceanía, aunque sí realizaron sus presentaciones, por sus antecedentes delictivos y la mala fama que les dio el S.T.P. Tour, y les fue impedido su concierto en Japón a pesar de vender todas las entradas. Después de una secuencia de discos con gran aclamación crítica y buena aceptación del público entraron en una etapa de decadencia creativa propiciada por sus propios excesos, Keith Richards y su adicción a las drogas y Mick Jagger y su preocupación por destacar en la farándula.

A finales de agosto «Angie» comienza a trepar a la cima de las listas de popularidad. Ésta canción, inspirada en Anita Pallenberg,los regresó a los primeros lugares en toda América, Europa y Asia, dándoles otro éxito a nivel internacional. El 31 de agosto de 1973 ponen a la venta Goats Head Soup, que fue el resultado de unas tormentosas sesiones de grabación en la isla de Jamaica a mediados de ese año. Impulsado por el éxito de sus sencillos «Angie» y posteriormente de «Doo Doo Doo Doo Doo (Heartbreaker)», trepó hasta el primer lugar en Norteamérica y Gran Bretaña. Fue acompañado de una subsecuente gira promocional por Europa que inició en septiembre en Viena, Austria y acabó en Berlín, Alemania a finales del siguiente mes.

Después de la conclusión de su gira por tierras europeas el grupo se metió de lleno en la grabación de su siguiente álbum, para ello se trasladaron a mediados de noviembre a los estudios Musicland en Múnich, Alemania. La producción corrió a cargo de Jagger y Richards (bajo el seudónimo de «The Glimmer Twins»), aunque fue en Jagger en el cual recayó la dirección creativa del material debido al estado físico de Richards, ante los problemas de drogadicción de su productor Jimmy Miller. Su nuevo trabajo denominado It’s Only Rock’n’Roll fue lanzado el 18 de octubre de 1974 acompañado de «Ain’t Too Proud to Beg». El álbum contó con la participación del guitarrista de Faces Ronnie Wood en el tema que le da nombre al disco. Esta canción, «It’s Only Rock ‘N Roll (but I Like It)», había salido como sencillo unos meses antes de la aparición del álbum, escalando hasta el puesto 16 en Estados Unidos y al 10 de Reino Unido.

A pesar del éxito comercial de la banda Mick Taylor se sentía frustrado e insatisfecho profesionalmente por los constantes roces con Richards y la falta de créditos en las canciones, pese que ayudó a Jagger con la composición y grabación de las canciones del disco anterior. Cerca del final de este año se mostraba impaciente por la falta de giras, no salían desde octubre del año pasado, y por el estancamiento de la banda. Tras todo esto el 12 de diciembre de 1974 anunció que abandonaba a The Rolling Stones


El grupo, y en especial Mick Jagger, no recibió bien la noticia, estaban a punto de iniciar la grabación de un nuevo álbum. Tiempo después la oficina de prensa del grupo emitió un boletín informando que la ruptura con el ahora ex-guitarrista había ocurrido en «buenos términos».

Después de la partida de Taylor, se tomaron su tiempo en pensar el reemplazante, el candidato natural era Wood pero no querían que abandonara a Faces y él también se negaba a dejarlos. Entre diciembre de 1974 y principios de 1975 se dedicaron a grabar su nueva producción en Múnich. Durante el transcurso de las sesiones audicionaron distintos guitarristas, entre los que se encontraban Harvey Mendel, Wayne Perkins, Peter Frampton, Chris Spedding, Mick Ronson, Rory Gallagher,118 Shuggie Otis y Jeff Beck. Mendel y Perkins fueron rechazados al ver que su estilo era similar al de Taylor, Frampton declinó la oferta y Beck se retiró de las grabaciones. Wood también fue invitado y le pidieron que se uniera a ellos para su gira por Norteamérica, lo cual aceptó. El primero de mayo de 1975 convocaron a una conferencia de prensa en Manhattan para anunciar el inicio de su nueva gira pero sorpresivamente la banda apareció tocando «Brown Sugar» en la parte trasera de un camión descapotable a lo largo de la Quinta Avenida. El Tour of the Americas comenzó el 3 de junio en Luisiana y tenían planificado presentarse en México, Brasil y Venezuela, pero se canceló de último momento debido a problemas de cambio monetario y de seguridad. Por ello le añadieron cuatro fechas más a los Estados Unidos concluyendo así la gira en agosto. Con las grabaciones aún sin completar y con la gira en curso editaron Made in the Shade, compilatorio que contenía temas de sus últimos cuatro discos. A su vez la ABKCO de Allen Klein lanzó Metamorphosis, un disco con descartes y temas alternos de sus canciones conocidas de la pasada década. Al anunciar Faces su desintegración en diciembre de 1975, Ron Wood pasó a formar parte de la agrupación, aunque no fue presentado oficialmente a la prensa hasta febrero de 1976.

El 23 de abril de 1976 sacaron a la venta Black and Blue, primer trabajo con Wood en la banda. En este también colaboraron el pianista Billy Preston y los guitarristas Wayne Perkins y Harvey Mandel, que audicionaron para reemplazar a Mick Taylor. El material fue promocionado por medio de un cartel en el cual apreciaba a la modelo Anita Russell golpeada y sometida, acompañada de la frase Estoy negra y azul – Black and Blue es una forma popular de referirse a los moretones – por culpa de los Rolling Stones, ¡pero me encanta!. El acto desató protestas por parte de los grupos feministas y Billboard retiró la publicidad. Sin embargo esto no impidió que el sencillo «Fool To Cry» se colocara en el top-10 de los Estados Unidos y la banda recibiera su primer disco de platino por parte de la RIAA. La propaganda violenta contrastó con el contenido del álbum, un disco con temas bailables y con fuertes influencias en la música negra, específicamente reggae, funk y jazz. Su más nueva colección de canciones polarizó a los especialistas, mientras el crítico Lester Bangs lo calificó como «el último álbum de los Stones que importe», el crítico Bud Scoppa le describió como «cuarenta y un minutos de superestricto, absolutamente seco, rock y soul de excelente calidad». Poco después se embarcaron en una gira que incluyó presentaciones en Alemania, Bélgica, Escocia, Inglaterra, Holanda, Francia, España, Yugoslavia, Suiza y Austria. En medio de la gira muere el tercer hijo de Keith Richards por problemas respiratorios, a menos de tres meses de su nacimiento.


Para 1977 Jagger tenía planeado la grabación de un álbum en vivo, por lo que la banda se trasladó a Toronto, Canadá, pero Richards retrasó su llegada a tierras canadienses. En febrero, Richards y su familia volaban a Canadá en la aerolínea BOAC y fueron detenidos por la aduana después de que se le encontrara droga entre sus pertenencias, lo que movilizó a la Real Policía montada de Canadá. El 27 de febrero la policía llegó con una orden de arresto para Anita Pallenberg y Keith Richards al descubrir “22 gramos de heroína” en su habitación. El guitarrista fue acusado de importación de estupefacientes, que le costaría un mínimo de siete años de cárcel, aunque al final el fiscal de la Corona reconoció que adquirió la droga después de su llegada al país, por lo que salió bajo fianza. Después de este incidente el grupo se presentó en el club El Mocambo los días 3 y 5 de marzo, mismos que causaron gran controversia cuando Margaret Trudeau, esposa del Primer Ministro canadiense Pierre Trudeau, fue vista en la fiesta con la banda, por lo que la prensa comenzó a especular de un romance entre ella y Ron Wood, cosa que ella negó. Para ocultar estas presentaciones del público, el club fue reservado por toda esa semana por el grupo April Wine, que aprovechó el lugar para grabar su disco Live at the El Mocambo, que fueron teloneros de los Stones. En septiembre editaron Love You Live con temas en vivo extraídos de sus giras por Estados Unidos en 1975 y por Europa en 1976, además de cuatro temas grabados en El Mocambo.

Estilo

Chuck Berry es una de las influencias más importantes en la música de The Rolling Stones y una de las razones por las que se formó la banda.
The Rolling Stones se caracterizan por melodías sencillas y estructuras simples donde no abundan demasiados acordes, que acompañan a letras crudas que tocan temáticas sociales y con contenido explícitamente sexual. Durante su extensa carrera le han adicionado varios géneros a su clásico repertorio de rock and roll con base R&B/Blues, como el country, el folk, el reggae y el dance. Sus primeras composiciones surgieron de los intereses mutuos de Mick Jagger y Keith Richards por la música estadounidense (Robert Johnson, Chuck Berry, Bo Diddley, Muddy Waters, Fats Domino, Jimmy Reed y Little Walter). Estos influenciaron a su vez a Brian Jones, líder de la banda de ese entonces, que se interesaba en T-Bone Walker y la música jazz, y Charlie Watts, que igual optaba por el jazz (Charlie Parker, Miles Davis, Buddy Rich y Elvin Jones) y repudiaba el rock and roll y el blues, aunque sentía simpatía por el R&B al igual que Jagger, Jones y Richards.

En sus primeros discos eran intérpretes de rhythm & blues y soul americano, pero debido al competitivo mercado del rock inglés se vieron en la obligación de escribir sus propias canciones para comenzar a destacar y diferenciarse. Canciones como «Little by Little», «Heart of Stone» o «What a Shame» tenían una estructuración R&B. Sin embargo en algunos de sus nuevos temas se mostraban maduros y sensibles, contrario a la imagen ‘viril’ que intentaban transmitir, como en «Off the Hook», que trata sobre las difíciles relaciones de las parejas inglesas de ese tiempo (lo que les valió sus primeras acusaciones de misoginia), y «As Tears Go By», que habla sobre el inminente final de una relación. A pesar de sus raíces en la música estadounidense sencillos como «Tell Me (You’re Coming Back)» tenían influencias en el Mersey, similar a las canciones de The Beatles.

Con el auge del rock psicodélico en la segunda mitad de la década de los 60 publicaron Between the Buttons y Their Satanic Majesties Request. El primero es un collage de temas rock y baladas con tintes psicodélicos y R&B, y el segundo era un disco de música psicodélica, más experimental y arriesgado. En éste se exponían cuestionamientos filosóficos futuristas y comentaban sus recientes experiencias carcelarias con el respaldo de ritmos e instrumentos exóticos, con intervención del mellotron y la incorporación de orquesta. Con el final de la década la temática de sus letras tomaron un carácter más político y crítico, «Street Fighting Man» se influenció en las luchas estudiantiles en París y en el encarnizamiento de los choques entre la policía y los opositores a la guerra de Vietnam en los Estados Unidos, mientras que «Gimme Shelter» hace referencias al mismo conflicto bélico. Beggars Banquet, que incluye a «Street Fighting Man», reunía ritmos blues y R&B con pinceladas de música country, resultado de la gran influencia que el pionero del country-rock Gram Parsons tenía sobre el guitarrista Keith Richards, uno de sus mejores amigos en ese tiempo.

En sus tres posteriores materiales Let It Bleed, Sticky Fingers y Exile On Main St. tratan principalmente sobre la soledad y alienación que sufren estas estrellas rock. Este último se destacó por la gran diversidad de ritmos presentes, pasando del rockabilly y blues hasta el gospel y jazz, además de los clásicos rock/blues/R&B de la banda. Entrados los setentas viven una etapa de decadencia, estancados en una música rock-pop, salvo algunos experimentos con el jazz, funk y reggae en Black and Blue, y sólo sostenidos por grandes éxitos como «Angie», para mantenerlos aún en el mercado musical ante la venida de nuevos géneros, Punk y Disco. Para superarlo, tras la salida de Mick Taylor, liberan Some Girls, producción metálica y destacado manejo de guitarras que consistía en un repertorio con la crudeza del punk, reservándose el tema principal, «Miss You», considerado un tema disco. Sus subsecuentes materiales rondaron en el mismo estilo, exceptuando Dirty Work, y su colaboración con the Master Musicians of Jajouka liderado por Bachir Attar que resultó en el tema «Continental Drift» del álbum Steel Wheels. Con Bridges to Babylon de 1997 le añadieron toques de música electrónica a sus composiciones. En su más reciente material A Bigger Bang parecen olvidarse de sus álbumes anteriores y retoman el ‘clásico sonido stone’ con influencias más cercanas al R&B y blues.

Influencia y legado


Led Zepellin fue influenciada por los Rolling Stone


Axel Rose confeso ser fanatico de Rolling stones

The Rolling Stones es considerado uno de los mejores y más influyentes grupos en la historia del rock,246 247 en palabras del crítico ítalo-americano Piero Scaruffi: «…en su tiempo revolucionaron la música retomando el rhythm and blues y asimilando todo lo ‘malo’ de éste (la actitud arrogante, la manera ‘vulgar’ de interpretación, las letras obscenas y sexualmente explícitas) para comprometerlo con las frustraciones de toda una generación». El periodista español José Ramón Pardo menciona su libro «La discoteca ideal de la música pop» la clave del éxito de The Rolling Stones, los define como «un grupo atemporal capaz de adaptarse, con sólo unos simples apuntes estilísticos, a cualquier tiempo musical que se avecine». Durante el desarrollo de su trayectoria se fueron convirtiendo en la definición del rock, una banda emblemática del género. Mick Jagger y Keith Richards establecieron con The Rolling Stones el estereotipo de la clásica banda de rock: Le dieron a un sonido, con raíces en el R&B y blues norteamericano; un contenido, canciones con temáticas sobre decepción, sexo, drogas y mujeres; una apariencia, de chicos desaliñados, sucios e intimidantes; y una imagen pública, comportándose como «chicos malos» en constantes problemas con la ley por el contenido de sus letras y su abierta adicción a las drogas y al alcohol.

Están incluidos en el Salón de la Fama del Rock and Roll desde 1989, y en 2004 fueron puestos en el cuarto lugar por la revista estadounidense Rolling Stone en la lista de Los Inmortales: los 100 artistas más grandes de todos los tiempos. La misma publicación colocó catorce de sus canciones en su lista de Las 500 mejores canciones de la historia, destacando a «(I Can’t Get No) Satisfaction» en el número dos y la inclusión de «Sympathy for the Devil» y «Gimme Shelter» entre las 100 primeras, y anteriormente posicionó diez de sus álbumes de estudio entre ‘Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos’, con Exile on Main St. en el puesto 7 de la lista. En vísperas de su gira Licks Tour la revista británica Q los nombró una de «Las 50 bandas que debes ver antes de morir».

En los inicios de su carrera su música tuvo gran repercusión en el sonido de bandas como Jefferson Airplane, The Flamin’ Groovies, y Humble Pie, en los años 70 sus composiciones también quedaron plasmadas en algunos materiales de diversos cantantes, entre los que se incluyen a Terry Reid, Rod Stewart, y David Bowie. La combinación de rock, blues y R&B característica de la banda se apreció en algunas producciones de agrupaciones setenteras como Led Zeppelin, ZZ Top Aunque se encuentran algunos destellos de Jagger y compañía en otras bandas de géneros distintos como New York Dolls, J. Geils Band, Oasis, The Verve, Primal Scream, y The Hives. Por mencionar a otros que se podrían enlistar a Guns N’ Roses, Cinderella, Velvet Revolver, Jet y The Black Crowes. Algunos materiales de The Rolling Stones de igual forma fueron los impulsores de otros artistas como es el caso del tema «I Just Want to See His Face», cuya atmósfera densa fue precursora de los sonidos de las producciones de Sonic Youth y Tom Waits o el álbum Exile on Main St., que fue la inspiración del disco debut de Liz Phair, Exile In Guyville.

En Latinoamérica han tenido gran repercusión en diversas bandas argentinas como Ratones Paranoicos, Los Piojos, y Viejas Locas. En dicho país sudamericano, su primera visita a mediados de los 90 hizo surgir un movimiento urbano denominado rolinga, cuyos seguidores mezclan su fanatismo por la banda de Mick Jagger con otras bandas locales ligadas al primer rock barrial tal es el caso de Los Piojos, y tras el surgimiento del rock chabón, los rolingas se hicieron seguidores de bandas tales como Intoxicados (disuelta), Callejeros, Jóvenes Pordioseros (disuelta), La 25 o Hijos del Oeste, todas ellas con notable sonido stone.

Rolling Stones de oro documental

Rolling Stone A Bigger Bang