GRUNGE

El grunge, en ocasiones conocido como sonido de Seattle, es un subgénero del rock derivado del hard rock y el rock alternativo influenciado por el Noise Rock, tomando sonidos cercanos al hard rock, el heavy metal, el punk y el hardcore punk y con estructuras cercanas al rock clásico.

Surgió a finales de la década de los ochenta, con grupos provenientes principalmente del estado norteamericano de Washington, en particular, del área de Seattle. La primera compañía que impulsó y dio a conocer el género fue la discográfica Sub Pop, apoyando a bandas que serían fundamentales en el desarrollo del naciente género, como Green River, Soundgarden o Nirvana.

Las características distintivas del sonido grunge eran sus guitarras fuertemente distorsionadas y enérgicas, melodías vocales guturales, muchas veces pegadizas y repetitivas, así como baterías predominantes; mientras sus letras se caracterizaban por reflejar apatía y desencanto, las canciones primerizas y más agresivas del género estuvieron influenciadas por el Sludge metal.

El grunge es un género familiar a varios derivados del hardcore punk tales como el post hardcore o el metalcore aunque se diferencien ya que cada género tiene sus aspectos propios.

El grunge se expandió a nivel mundial durante la primera mitad de la década de los noventa, impulsado principalmente por el éxito comercial de los álbumes Nevermind de Nirvana y Ten de Pearl Jam. Dicho éxito catapultó la popularidad del rock alternativo e hizo del grunge el género de hard rock más popular de ese tiempo.

A pesar de esto, muchos grupos estuvieron siempre incómodos con su estatus de superestrellas y por la aparición, a causa de la influencia de los medios, de un movimiento grunge, lo que en algunos casos les provocaron conflictos internos que los llevaron desde la separación hasta la muerte de algunos de sus integrantes.

La popularidad del grunge comenzaría a desvanecerse a mediados de la década de los noventa. De las grandes bandas que dieron vida al movimiento, en 2010 sólo quedan activas Pearl Jam, Mudhoney, The Melvins, Hole, Stone Temple Pilots, Soundgarden, Alice in Chains y The Smashing Pumpkins. Aún con esto, la influencia del grunge fue determinante en el posterior desarrollo del rock.

Se cree que el término “grunge” proviene de una pronunciación relajada del adjetivo “grungy” (jerga usada en inglés para decir “sucio”), el cual se originó como jerga de los términos en inglés “dirt” (“suciedad”, “mugre”) o “filth” (“inmundicia”, “porquería”).

Generalmente se acredita a Mark Arm, entonces vocalista del grupo Green River y posteriormente de Mudhoney, como la primera persona que utilizó el término “grunge”, refiriéndose a un nuevo estilo musical. Arm usó la palabra en 1981 en una carta que escribió y envió bajo su nombre de pila, Mark McLaughlin, a la revista de Seattle Desperate Times, en la que criticaba a su anterior banda Mr. Epp and the Calculations, llamándola “Pure grunge! Pure white noise! Pure shit!” (“¡Basura pura! ¡Ruido puro blanco!, ¡Mierda pura!”) El director de la revista, Clark Humphrey, mencionó ésta como la primera vez que se utilizaba la palabra para referirse a una banda de Seattle y añadió que Bruce Pavitt, de la discográfica Sub Pop, popularizaría el término al usarlo frecuentemente para describir el estilo de Green River. A pesar de que Arm usó el término originalmente de forma despectiva, acabó denominando uno de los géneros musicales más populares de la década de los noventa.

Como género musical, se caracteriza por las guitarras distorsionadas, melodías repetitivas, y batería pesada de herencia punk y heavy metal, siendo más complejo que el punk en sus melodías pero sin la pesadez del metal. Varios sellos musicales independientes fueron los que permitieron llevar este estilo de música al público en sus inicios. Muchas de las bandas más exitosas de la época fueron asociadas con la compañía discográfica independiente Sub Pop de Seattle; sin embargo, otros sellos independientes de dicha ciudad también ganaron reconocimiento, incluyendo Kill Rock Stars y K Records. El ejecutivo David Geffen también tuvo un papel importante en la comercialización del grunge.

La escena grunge (Seattle scene) tuvo también fuertes influencias de la cultura musical del noroeste de Estados Unidos y de la cultura juvenil local. El parecido a otras bandas de la misma procedencia, como The Wailers y, más particularmente, The Sonics, es notorio.

Las letras del grunge destacan por su desencanto y apatía y por tratar temas como la alienación,(el fenómeno de suprimir la personalidad) la búsqueda de la libertad o la marginación social. A través de estos temas, los músicos del género mostraban su disconformidad con la sociedad y con los variados prejuicios de ésta, lo que los aproximaba tanto al punk como a la generación X. Sin embargo, no todas las canciones de grunge tenían este tipo de temáticas: un claro ejemplo es la canción “In Bloom” de Nirvana, de temática humorística, así como “Touch Me I’m Sick” de Mudhoney. Uno de los objetivos de las críticas de algunas letras eran las bandas de hair metal y de otros géneros de rock que obtuvieron éxito comercial durante los ochenta, algo palpable en la canción “Big Dumb Sex” de Soundgarden, tema en el que se satiriza a dichas bandas.

Los conciertos de estas bandas también marcaron una diferencia respecto a otras escenas musicales, destacando por su energía y su temperamento, así como por la sobriedad de su puesta en escena, debido al rechazo a los altos presupuestos y a la opulencia que habían caracterizado hasta ese momento las actuaciones de muchos grupos con éxito comercial.

Hype Grunge – Documental (subtitulado en español)[COMPLETO]

de TURISMO VALLE DEL LLAIMA Publicado en grunge