SEX PISTOLS CUARTA PARTE

A finales de agosto llegó la gira SPOTS (Sex Pistols On Tour Secretly), una gira furtiva por el Reino Unido en el que la banda tocaba con pseudónimos para evitar cancelaciones. Entre estos pseudónimos, se emplearon: The Spots, Tax Exiles, Special Guests, Acne Rabble, The Hamsters y A Mystery Band of International Repute.

McLaren hacía tiempo que quería hacer una película sobre Sex Pistols. La primera tarea de Julien Temple fue hacer Sex Pistols Number 1, un mosaico de veinticinco minutos de metraje de distintas fuentes, consistiendo gran parte de ello en refilmaciones tomadas por Temple de pantallas de televisión. Number 1 se mostraba a menudo antes de los conciertos de la banda. Usando trozos de la filmación del incidente del Támesis.

SEX PISTOLS- Sex Pistols Number 1

Temple creó otro corto propagandístico, Jubilee Riverboat (o Sex Pistols Number 2). Durante el verano de 1977, McLaren hizo arreglos para la película de sus sueños, Who Killed Bambi?, con el director Russ Meyer y guion de Roger Ebert. Después de un solo día de filmación, el 11 de septiembre, cesó la producción cuando quedó claro que McLaren no había conseguido la financiación necesaria.

Never Mind the Bollocks

Desde la primavera de 1977, los tres Sex Pistols más antiguos iban con cierta periodicidad al estudio con Chris Thomas para grabar las canciones que darían forma a su álbum debut. Aunque al principio iba a llamarse God Save Sex Pistols, desde el verano ya se le conocía como Never Mind the Bollocks. Según Jones, «Sid quería venir y tocar en el álbum, y nosotros intentábamos por todos los medios que no se acercase al estudio. Por suerte tenía hepatitis en aquel momento». Cook después describió cuántas de las partes instrumentales se construyeron sobre la combinación batería-guitarra, en vez de la habitual de batería-bajo.

Dada la incompetencia de Vicious, se invitó a Matlock para que tocara en el álbum como músico de sesión. En su autobiografía, Matlock dice que aceptó «ayudar», pero posteriormente sugiere que rompió toda relación después de que McLaren mandara el telegrama el 28 de febrero a NME anunciando que habían despedido a Matlock por gustarle los Beatles. De hecho, Matlock sí tocó con ellos el 3 de marzo, para lo que Jon Savage describió como una «sesión de audición». En su autobiografía, Lydon dice que el trabajo de alquiler de Matlock para Pistols fue amplio —mucho más de lo que ninguna otra fuente sustenta—, seguramente para después poder ampliar una descalificación: «creo que yo prefería morirme antes que hacer algo así».

El musicólogo David Howard afirma sin ambigüedades que Matlock no tocó en ninguna de las sesiones de grabación de Never Mind the Bollocks. Fue Jones quien finalmente tocó la mayoría de las partes de bajo durante las grabaciones de Bollocks; Howard llama al estilo rudimentario y estruendoso de Jones al bajo el «explosivo ingrediente perdido» del sonido de Sex Pistols. El bajo de Vicious está presente en la canción «Bodies» de la edición original del álbum. Jones recuerda, «tocó su mierda de parte de bajo y simplemente le dejamos hacer. Cuando se fue grabé un trozo encima, dejando la parte de Sid floja. Creo que es escasamente audible en la pista».

Después de «God Save the Queen», se editaron dos sencillos más, provenientes de estas sesiones de grabación: «Pretty Vacant» (compuesto en su mayor parte por Matlock, incluyendo la letra) el 1 de julio y «Holidays in the Sun» el 14 de octubre. Todos entraron en el Top 10.

Sex Pistols – Pretty Vacant

Sex Pistols – Holidays In The Sun


Un breve viaje a Berlín en marzo de 1977 fue la inspiración de «Holidays in the Sun». En la foto, el muro de Berlín en 1975. «El terror manda en Alemania», se lee en uno de los graffiti.

Sex Pistols & The Clash – London Weekend Show 1976

El 28 de octubre de 1977 se lanzó Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols. Rolling Stone dijo del álbum que era «seguramente el álbum más excitante de rock and roll de los años 1970», agradeciendo a la banda por tocar «con una energía y convicción que es positivamente trascendente en su locura y fervor».

Full Album: Nevermind the Bollocks, Here’s The Sex Pistols (1977)

Algunos críticos, desilusionados porque el álbum contenía los cuatro sencillos ya editados, lo interpretaron como poco más que un álbum de «grandes éxitos». Conteniendo «Bodies» —canción en la que Rotten dice «fuck» cinco veces— y la previamente censurada «God Save the Queen» y con la palabra bollocks (cojones) en el título, el álbum fue prohibido en las tiendas Boots, W.H. Smith y Woolworths.

El ministro conservador de educación lo condenó como «un síntoma de la decadencia de la sociedad» y tanto las compañías de televisión independientes como las emisoras de radio independientes prohibieron sus anuncios publicitarios. Aun así, sus ventas fueron suficientes para convertirlo en un innegable número uno en la lista de álbumes británica.

El título del álbum les trajo problemas legales que acapararon una considerable atención: una tienda de Virgin Records de Nottingham que expuso el álbum en el escaparate fue amenazada con demandas por mostrar «material impreso indecente». Se desestimó el caso cuando el abogado defensor John Mortimer trajo a un experto que estableció que bollocks era un término del inglés antiguo que significaba pelota pequeña, que aparecía en nombres de lugares sin causar en las comunidades locales disturbios de tipo erótico, y que en el siglo XIX se había utilizado para definir al clérigo: «Los clérigos son conocidos por decir una gran cantidad de tonterías y así la palabra evolucionó hacia el significado de disparate».

En el contexto del título del álbum de Pistols, el término adopta el significado de «disparate». Steve Jones lo propuso de buenas a primeras mientras la banda discutía sobre cómo debía llamarse el álbum. Un exasperado Jones dijo: «Oh, fuck it, never mind the bollocks of it all» («¡oh, ¡joder!, ¡qué cojones importa todo eso!»).

Después de tocar algunos conciertos en Holanda —el comienzo de una gira multinacional planeada— la banda comenzó una gira llamada Never Mind the Bans («¡Qué importan las prohibiciones!») por el Reino Unido en diciembre de 1977. De ocho fechas previstas, se cancelaron cuatro debido a la presión política o a enfermedad de alguno de los miembros de la banda. El día de Navidad, Sex Pistols hicieron dos conciertos en el club Ivanhoe de Huddersfield. Antes del concierto normal de la noche, la banda hizo un especial matinal benéfico para los hijos de los «bomberos en huelga, trabajadores en desempleo y familias uniparentales». Estos conciertos fueron a la postre los últimos de la banda en el Reino Unido.

The Sex Pistols – Live in Manchester 1976

La gira por Estados Unidos y la separación

En enero de 1978 Sex Pistols se embarcaron en una gira por Estados Unidos, con fechas mayoritariamente por el Deep South americano. La gira estaba originalmente prevista para dar comienzo antes de Nochevieja, pero fue retrasada debida a la reticencia de las autoridades estadounidenses a proporcionar los visados correspondientes a algunos miembros de la banda por sus antecedentes penales. A resultas de ello, se suspendieron varios conciertos previstos en la zona norte del país.

Sex Pistols – Winterland – San Francisco, CA 14-01-78

SEX PISTOLS – Atlanta 1978 (Full Concert)

La gira, aunque muy esperada por los seguidores y los medios, estuvo llena de peleas internas, mala planificación y un público físicamente beligerante. McLaren admitió después que reservó a propósito locales de estética redneck (estereotipo de persona caucásica y de bajo nivel económico en el sur de Estados Unidos) para provocar situaciones hostiles. En el transcurso de dos semanas, Vicious, ya fuertemente adicto a la heroína, comenzó a estar a la altura de su nombre artístico. Lydon después escribió: «por fin [Sid] tenía un público que se comportaba con miedo y horror. Era fácil llevar a Sid por la nariz».


El Cain’s Ballroom, en Tulsa, Oklahoma, sala donde actuaron Sex Pistols el 12 de enero de 1978.

Al poco de comenzar la gira, Vicious se marchó del hotel Holiday Inn en Memphis, Tennessee, en busca de drogas. Después le encontraron en un hospital, con las palabras «gimme a fix» («dame un chute») grabadas en el pecho con una cuchilla. Vicious llamó al público «puñado de maricas», durante un concierto en San Antonio, Texas, antes de golpear a un espectador con el bajo en la cabeza. En Baton Rouge, Luisiana, recibió sexo oral simulado en el escenario, sobre lo que después declaró: «ese es el tipo de chica que me gusta». Sufriendo el síndrome de abstinencia de la heroína en el concierto de Dallas, Texas, escupió sangre encima de una joven punk que se había subido al escenario y le había propinado un puñetazo. Después, esa misma noche, acudió al hospital a tratarse varias heridas. Ya fuera del escenario se dice que le dio una patada a una fotógrafa, atacó a un guarda de seguridad, y finalmente retó a uno de sus guardaespaldas a pelear: tras recibir una paliza, dicen que exclamó: «Me gustas. Ahora podemos ser amigos».

Rotten, mientras tanto, con gripe y tosiendo sangre, se comenzó a sentir cada vez más aislado de Cook y Jones y asqueado con Vicious. El 14 de enero de 1978, durante la última fecha de la gira en el Winterland Ballroom de San Francisco, California, un Rotten desilusionado comenzó los bises diciendo, «obtendréis una canción y sólo una porque soy un bastardo vago». Esa canción fue una versión de la canción «No Fun» de The Stooges. Se detuvo en la mitad de la canción sentado en el escenario y sin poder aguantar dijo «¡Oh cojones! ¿Para qué sigo con ésto?. Al final de la canción, Rotten, de rodillas en el escenario, pronunció una declaración inequívoca: «Esto no es divertido. No es divertido. Esto no es divertido en absoluto. No es divertido». («This is no fun. No fun. This is no fun—at all. No fun.») .

Cuando sonó el último golpe de platillo, Rotten se dirigió directamente al público: «¡Ah, ja, ja! ¿Habéis sentido alguna vez que os han estafado? Buenas noches», antes de tirar el micrófono y dejar el escenario. Después dijo: «me sentía estafado, y ya no iba a aguantarlo más; era una farsa ridícula. Sid había perdido completamente la cabeza: no era más que un desperdicio de espacio. Todo era una broma llegados a este punto… [Malcolm] no me hablaba…. No discutía nada conmigo. Pero después se giraba y les decía a Paul y Steve que toda la tensión era culpa mía porque no estaba de acuerdo con nada».

El 17 de enero, la banda se separó, encaminándose por separado a Los Ángeles. McLaren, Cook y Jones se prepararon para volar a Río de Janeiro para tomarse unas vacaciones. Vicious, en muy mala forma, fue llevado a Los Ángeles por un amigo, que después le llevó a Nueva York, donde fue hospitalizado de inmediato. Rotten después describió su propia situación: «Sex Pistols me abandonaron, perdido en Los Ángeles sin billete de avión, sin hotel, y habiendo dejado un mensaje a Warner Bros diciendo que si alguien llamaba diciendo que era Johnny Rotten, era mentira. Así fue como terminé con Malcolm: aunque no con el resto de la banda; siempre me agradarán». Rotten voló a Nueva York, donde anunció la ruptura de la banda en una entrevista a un periódico el 18 de enero.

Arruinado, telefoneó al jefe de Virgin Records, Richard Branson, quién aceptó pagarle el billete de vuelta a Londres, vía Jamaica. En Jamaica, Branson se reunió con los miembros de la banda Devo, en un intento de convertir a Rotten en su vocalista. Devo declinó la oferta.

Cook, Jones y Vicious nunca volvieron a tocar juntos en directo después de la partida de Rotten. En los meses siguientes, McLaren organizó grabaciones en Brasil (con Jones y Cook), París (con Vicious) y Londres; cada uno de los tres y otras personas hicieron de vocalistas principales en canciones que en algunos casos distaban mucho de como se supone que debía sonar el punk. Estas grabaciones se hicieron para formar la banda sonora de la reconcebida película sobre Sex Pistols, dirigida por Julian Temple, en lo cual ahora McLaren se volcaba.

El 30 de junio, se editó un sencillo atribuido a Sex Pistols: en una cara, el conocido criminal Ronnie Biggs cantaba «No One Is Innocent» acompañado por Jones y Cook; en la otra, Vicious cantaba el clásico «My Way» sobre una pista de Jones-Cook y una sección de cuerda. El sencillo llegó al puesto número seis en las listas, finalmente vendiendo más que todos los sencillos en los que había participado Rotten. McLaren buscaba la forma de reconstruir la banda con un nuevo líder, pero su primera elección, Vicious, estaba harto de él. Vicious había pedido a cambio de aceptar grabar «My Way» que McLaren firmara un documento que declaraba que ya no era su mánager. En agosto, Vicious, de vuelta en Londres, haría sus últimas actuaciones como miembro de Sex Pistols: grabando y filmando dos versiones de canciones de Eddie Cochran. El regreso en septiembre del bajista a Nueva York puso fin a los sueños de McLaren.

The Sex Pistols and Ronald Biggs – No one is innocent (1978)

Después de los Sex Pistols

Después de abandonar Sex Pistols, Johnny volvió a adoptar su nombre de nacimiento, Lydon, y formó la banda Public Image Ltd. (PiL) con el ex-miembro de The Clash Keith Levene y su amigo de la escuela Jah Wobble. La banda consiguió entrar en la lista Top Ten con su sencillo debut, «Public Image», a finales de 1978. Lydon inició acciones legales contra McLaren y la compañía que gestionaba los Sex Pistols, Glitterbest, controlada por McLaren. Entre las peticiones estaban impago de regalías, uso indebido del término «Johnny Rotten», obligaciones contractuales injustas, y daños por «todas las actividades criminales que tuvieron lugar». En 1979, PiL grabó el clásico de post-punk Metal Box. Lydon tocó con la banda hasta 1992, además de participar en otros proyectos como Time Zone con Afrika Bambaataa y Bill Laswell.

PIL – Public Image

P.i.l. – albatross

Vicious se instaló en Nueva York, donde comenzó a actuar en solitario, con Nancy Spungen como mánager. Grabó un álbum en directo, apoyado por The Idols, banda en la que estaban Arthur Kane y Jerry Nolan de New York Dolls: a finales de 1979 se editaría póstumamente con el título Sid Sings. Spungen fue encontrada muerta el 12 de octubre de 1978 en la habitación del Hotel Chelsea que compartía con Vicious, apuñalada en el estómago y vestida sólo en ropa interior. La policía recogió de la habitación parafernalia relacionada con las drogas y Vicious fue arrestado con cargos de asesinato. En una entrevista de la época, McLaren dijo: «no me puedo creer que él estuviese envuelto en algo así. Sid tenía previsto casarse con Nancy en Nueva York. Estaban muy unidos y mantenían una relación muy pasional».

Mientras se encontraba en libertad bajo fianza, Vicious estampó una jarra de cerveza en la cara de Todd Smith, el hermano de Patti Smith, por lo que nuevamente fue arrestado con cargos de asalto. El 9 de diciembre de 1978 fue enviado a la cárcel de Rikers Island, donde pasó cincuenta y cinco días y tuvo que cortar por lo sano con su adicción. Fue liberado el 1 de febrero de 1979; poco después de medianoche, después de una pequeña fiesta por su liberación, Vicious murió de una sobredosis de heroína. Sólo tenía veintiún años. Reflexionando sobre lo ocurrido, Lydon dijo: «Pobre Sid. La única manera que tenía de estar a la altura de lo que quería que la gente pensara de él era muriendo. Fue trágico, pero más para Sid que para los demás. Realmente compró su imagen pública».

Continua leyendo en SEX PISTOLS quinta parte…

de TURISMO VALLE DEL LLAIMA Publicado en punk